Protocolo UDD

 

POLÍTICA DE LA UNIVERSIDAD

El ACOSO SEXUAL, la VIOLENCIA DE GÉNERO y la DISCRIMINACIÓN ARBITRARIA son conductas que están totalmente prohibidas en la Universidad del Desarrollo y se consideran abusivas e inaceptables en nuestra comunidad universitaria.

La Universidad del Desarrollo se compromete a salvaguardar todos los derechos reconocidos por ley y a generar un entorno garante de su debida protección.

Es por ello, que se compromete a hacer cuanto esté a su alcance para proteger la dignidad de las personas, y en aras a mantener y crear un ambiente laboral y académico respetuoso, establece la aplicación del presente Protocolo como vía de prevención y tratamiento para dar solución a estas conductas.

Con este objetivo, la UDD afirma de forma tajante que no tolerará casos de acoso sexual, violencia de género ni discriminación arbitraria, pues constituyen actos de abuso y discriminación y, al mismo tiempo, inciden negativamente en el respeto de otros derechos fundamentales garantizados en la Constitución Política de la República de Chile, atentando directamente contra el derecho a la integridad física y psíquica, derecho a la igualdad ante la ley, el derecho y protección a la vida privada, el derecho a la seguridad individual, derecho a la no discriminación y el derecho a una educación libre de amenazas y violencia.

Para lo anterior, esta casa de Estudios, complementando y perfeccionando las herramientas existentes a la fecha, aprueba el presente Protocolo como un medio eficaz que contribuya a garantizar el derecho de todas las personas a disfrutar de un ambiente sano de estudio, investigación y trabajo, exento de cualquier discriminación, respetándose en todo momento los derechos fundamentales que son promovidos y protegidos por la Universidad y la dignidad de todos los integrantes de nuestra comunidad.

 

PRINCIPIOS RECTORES

Las actuaciones de la Universidad frente a estas conductas atentatorias, estarán fundamentadas por sus valores institucionales de compromiso con el desarrollo de una sociedad de personas libres; adhesión al humanismo cristiano; la libertad de pensamiento, diversidad y su libre expresión; la no discriminación y valoración de la diversidad; y además de los siguientes principios:

  1. Igualdad:  Todos los integrantes de la comunidad universitaria tienen derecho a un trato igualitario y sin discriminación. Se rechazan conductas de discriminación basadas en la orientación sexual, el sexo, la identidad de género, la religión, la etnia o cualquier otro tipo de discriminación.
  2. Dignidad y respeto: Se garantizará el respeto y la dignidad de las personas involucradas en el caso concreto, ya sea la dignidad de la presunta víctima o del presunto agresor u ofensor, asegurando un trato imparcial a todos involucrados.
  3. Denuncia: Cualquier integrante de la Comunidad Universitaria puede denunciar los casos de acoso sexual, violencia de género o de discriminación de que sea víctima el mismo u otra persona.
  4. Acceso: Se velará por que la atención y asesoramiento a las víctimas de acoso, violencia o discriminación se realice de una forma integral, dándoles acceso y orientación sobre las Unidades a las que debe recurrir y las medidas de apoyo implementadas por la Universidad.
  5. Confidencialidad: Se procurará mantener la confidencialidad en todas las instancias a que haya lugar, desde el momento en que se solicita ayuda, hasta el momento en que se hace la denuncia, y durante todo el procedimiento de mediación, de investigación y resolución.
  6. Diligencia y celeridad: Tanto la investigación, como la resolución del asunto en concreto debe realizarse con la mayor diligencia y celeridad posible, evitando demoras indebidas.
  7. Cooperación: Todos los integrantes de la comunidad universitaria se encuentran obligados a cooperar con las investigaciones, debiendo concurrir además a las citaciones que se hagan en calidad de testigos.
  8. Buena fe: Se parte del principio que todas las denuncias efectuadas son realizadas de buena fe, sin la intención de dañar o perjudicar a terceras personas. De manera que, las denuncias que se hagan de mala fe con la intención directa de perjudicar a otra persona serán objeto de la correspondiente sanción disciplinaria.
  9. Debido proceso: Toda investigación o sumario que derive en la imposición de sanciones disciplinarias, debe estar precedido por el estricto cumplimiento de un procedimiento racional y justo, en el cual el investigado pueda ser oído, aportar antecedentes, ser notificado de los cargos que se le formulan, ejercer su derecho a defensa e impugnar la resolución que le imponga sanciones.

 

CONCEPTOS QUE NECESITAS CONOCER

¿Qué es el acoso sexual?

Acoso sexual son todas aquellas conductas de naturaleza sexual, efectuadas a través de medios físicos, digitales, escritos, verbales y manifestaciones no verbales, no deseadas ni consentidas por la persona que las recibe, produciendo en ella consecuencias negativas a nivel sicológico, emocional o físico; y/o incidiendo en el rendimiento académico; en el normal desarrollo estudiantil; o en las oportunidades de empleo o situación laboral de la víctima, según corresponda.

 

Ejemplos de conductas que pueden constituir acoso sexual:

  • Contacto físico deliberado, no solicitado e innecesario, tales como, tocamientos, roces, masajes, palmadas, pellizcos o besos.
  • Comentarios y observaciones insinuantes y/o comprometedoras acerca de la apariencia o aspecto.
  • Manifestaciones no verbales, como gestos o sonidos de carácter sexual que incomoden.
  • Comentarios o chistes de carácter sexual efectuados directamente a una persona.
  • Ofrecimiento o insinuación de recibir algún tipo de recompensa por someterse a ciertos requerimientos sexuales.
  • Ofrecimiento o insinuación de recibir algún tipo de represalia si no accede a cooperar a ciertos requerimientos sexuales.
  • Invitaciones reiteradas a iniciar una relación sexual a pesar del rechazo.
  • Provocar o realizar acercamiento físico excesivo, invadiendo el espacio personal de alguien.
  • Arrinconar, buscar deliberadamente quedarse a solas con la persona de forma innecesaria para intimidar.
  • Observar, tomar fotografías, realizar grabaciones de video o cualquier otra grabación de imágenes o de audio de actividad sexual o desnudez, en lugares donde existe confianza de razonable privacidad (como baños, camarines u otros), sin el conocimiento ni la autorización de todas las partes.
  • Obligación a ver pornografía.
  • Preguntas intrusivas personales o sexualmente explícitas.
  • Invitaciones extra académicas no solicitadas, que puedan interpretarse con fines íntimos de carácter sexual.
  • Exigencias injustificadas para pasar tiempo en privado con la víctima, por ejemplo, que se imponga a un estudiante rendir evaluaciones en el domicilio u oficina de un académico.
  • Cartas, llamadas telefónicas, correos electrónicos o mensajes con insinuaciones sexuales, comentarios, chistes o fotografías con contenido sexual no deseado.
  • Amenaza o difusión de rumores de carácter sexual, fotografías o videos en situaciones que pueden ser incómodas para la víctima.
  • Uso inadecuado en la docencia de figuras, dibujos, fotografías o imágenes de internet, que contengan contenido sexual, salvo que por la naturaleza del curso específico éste requiera el uso de dichas imágenes.

 

¿Cuándo no podemos hablar de acoso sexual?

Las relaciones consentidas no constituyen acoso. Sin embargo, este consentimiento no puede inferirse de la falta de resistencia de la víctima.

Tampoco constituirán acoso algunos comportamientos que pueden ser considerados como ofensivos o inadecuados, pero que no tienen connotación sexual.

 

¿Qué es la violencia de género?

Se entiende por violencia de género, todos aquellos actos u omisiones que dañan la dignidad, la integridad y la libertad de las personas, entre ellos, la violencia física, psicológica, sexual, patrimonial y económica y que evidencie que ha sido realizada tomando en consideración su sexo, orientación sexual o la identidad de género.

 

Ejemplos de conductas que pueden constituir violencia de género.

Se debe tener presente que estas conductas HAN SIDO DICHAS O REALIZADAS EN CONSIDERACIÓN SU SEXO, ORIENTACIÓN SEXUAL O IDENTIDAD DE GÉNERO:

  • Tratar a una persona como inferior.
  • Encontrar defectos en muchas de sus actuaciones.
  • No permitirle participar en la toma de decisiones que corresponda a su cargo, rango o posición.
  • Criticar a una persona sobre su apariencia física, para hacerla sentir poco atractiva, provocadora o inmoral.
  • Dirigirse hacia una persona con sobrenombres degradantes.
  • Manejar a una persona con gestos, miradas, sonidos de dedos u otros.
  • Tergiversar los argumentos de tal modo que una persona aparezca frecuentemente como culpable de todo lo negativo que sucede.
  • Burlarse o reírse de una persona.
  • Humillar a una persona en público criticándola, rebajándola o ignorándola.
  • Comparar a una persona con otra, dejándola en inferioridad.
  • Solicitud de tareas o trabajos que vayan en contra de la legítima diversidad de creencias o convicciones relacionadas con la sexualidad, orientación sexual o identidad de género de sus estudiantes o subordinados.

 

¿Qué es la discriminación arbitraria?

La discriminación arbitraria es toda distinción, exclusión, restricción que carezca de justificación razonable, que cause privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de los derechos, en particular cuando se fundan en motivos tales, como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política o de otra índole, la religión o creencia religiosa, el nacimiento o cualquier otra condición social, el estado civil, la edad, filiación, apariencia personal, enfermedades, discapacidad y toda otra desigualdad no razonable, incluyendo aquellas identificadas por la Ley que establece medidas contra la discriminación N°20.609.

 

Ejemplos de conductas que pueden constituir discriminación arbitraria:

  • Control o fiscalización arbitraria y recurrente de una persona.
  • Desacreditar a una persona por su origen étnico, raza, religión, situación socioeconómica, etc.
  • Toma de decisiones basadas en prejuicios por el origen, raza, etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, idioma, etc.
  • Trato vejatorio por pertenecer a un tipo de religión, raza, origen étnico, etc.

 

¿Qué se entiende por víctima u ofendido?

Es la persona que sufre un daño o un perjuicio, a causa de determinada acción constitutiva de acoso sexual, violencia de género o discriminación arbitraria.

 

¿Qué se entiende por agresor u ofensor?

La persona que acosa sexualmente, agrede, discrimina arbitrariamente, ofende, ataca, o atenta contra de la integridad física, psicológica, la dignidad, y/o la libertad de una o más personas, causándole consecuencias negativas a nivel sicológico, emocional o físico; y/o privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de sus derechos, incidiendo en las oportunidades laborales y/o rendimiento académico de la víctima.

 

¿Qué se entiende por alumno?

Al estudiante de un programa de pre o postgrado, o de algún postítulo, diplomado, curso, seminario o actividad académica dictada por la Universidad; ya sea en calidad de alumno regular, libre, especial, de intercambio, pasante, participante, oyente u otro.

 

¿Qué se entiende por ex-alumno (alumni)?

Al ex-estudiante de un programa de pre o postgrado, o de algún postítulo, diplomado, curso, seminario o actividad académica dictada por la Universidad; ya sea que haya tenido la calidad de alumno regular, libre, especial, de intercambio, pasante, participante, oyente u otro.

 

¿A QUIÉNES SE APLICA ESTE PROTOCOLO?

El presente protocolo se aplica a los casos de acoso sexual, violencia de género y discriminación arbitraria, que hayan sido cometidos por:

I.- Funcionarios administrativos, académicos o colaboradores de la Universidad del Desarrollo en contra de los alumnos de la Universidad:

    • Cuando los hechos hayan acontecido en las instalaciones de la Universidad del Desarrollo cualquiera que sea su sede o campus.
    • Cuando los hechos hayan acontecido fuera de la Universidad en el contexto de actividades organizadas por la Universidad.

 

II.- Colaboradores de la Universidad del Desarrollo, en contra de otro colaborador o en contra de funcionarios administrativos o académicos de la Universidad, o viceversa:

    • Cuando los hechos hayan acontecido en las instalaciones de la Universidad del Desarrollo cualquiera que sea su sede o campus.
    • Cuando los hechos hayan acontecido fuera de la Universidad en el contexto de actividades organizadas por la Universidad.

 

III.- Alumnos o ex–alumnos de la Universidad del Desarrollo, en contra de otro alumno o ex–alumno de la misma o contra un funcionario administrativo, académico o colaborador de la Universidad:

    • Cuando los hechos hayan acontecido en las instalaciones de la Universidad del Desarrollo cualquiera que sea su sede o campus.
    • Cuando los hechos hayan acontecido fuera de la Universidad en el contexto de actividades organizadas por la Universidad.

 

IV.- Funcionarios administrativos, académicos, colaboradores o alumnos de la Universidad del Desarrollo en contra de un prestador de servicios externo de la Universidad:

    • Cuando los hechos hayan acontecido en las instalaciones de la Universidad del Desarrollo cualquiera que sea su sede o campus.
    • Cuando los hechos hayan acontecido fuera de la Universidad en el contexto de actividades organizadas por la Universidad.

 

Para efectos de este protocolo se entiende por funcionarios administrativos a:

Todo personal de la Universidad, con contrato de trabajo.

 

Para efectos de este protocolo se entiende por académico a:

Aquellos profesores, docentes, investigadores, tutores, ayudantes, supervisores de tesis o de aquellas actividades en que exista una relación jerárquica con los estudiantes tanto de pre como de postgrado, que tengan contrato de trabajo con la Universidad.

 

Para efectos de este protocolo se entiende por colaborador a:

Aquellos profesores, docentes, investigadores, tutores, ayudantes, supervisores de tesis o de aquellas actividades en que exista una relación académica o docente asistencial, con los estudiantes tanto de pre como de postgrado, que presten servicios a honorarios para la Universidad.

 

Para efectos de este protocolo se entiende por prestador de servicios externo:

A las personas que, sin pertenecer a la comunidad universitaria, prestan servicios o desarrollan actividades en la Universidad en calidad de contratistas, subcontratistas o similares, y a los dependientes de éstos.

 

Puedes conocer en detalle la reglamentación aplicable pinchando en estos links:

 

Compartir: LinkedIn